Log in

Antonio Morales visita el futuro Museo de Bellas Artes de Gran Canaria

ANTONIO MORALES VISITA EL FUTURO MUBEA, UN ESPACIO CULTURAL QUE SE CONVERTIRÁ EN UNA NUEVA REFERENCIA EN EL ESTADO ESPAÑOL

El Museo de Bellas Artes de Gran Canaria (MUBEA) se convertirá en un moderno centro de referencia del arte en Canarias a principios del año 2022

La rehabilitación que acomete actualmente la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario en el antiguo edificio del Hospital San Martín, en la zona capitalina del casco histórico Vegueta, costará cuatro millones y medio de euros y permitirá, en una primera fase, ganar el 30 por ciento de espacio útil de la singular estructura patrimonial, declarada Bien de Interés Cultural, que durante siglos ha sido testigo del devenir de la historia y del desarrollo de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria desde el siglo XVIII.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, acompañado de la consejera de Cultura, Guacimara Medina, cursó en la mañana de hoy una visita de carácter técnico para conocer de la mano de Antonio Romera, arquitecto director del proyecto técnico del MUBEA, la evolución y estado actual de las obras que se realizan en el citado edificio cuya superficie es de casi 9.500 metros cuadrados.

Espacio de referencia en el Estado

Antonio Morales señala que el MUBEA supondrá un antes y un después en el contexto de la Cultura de Canarias en general, y del arte, en particular. “Este gran proyecto promueve nuestros valores e identidad, nuestro sentido de pertenencia a una comunidad que hunde sus raíces en los primeros pobladores de las islas y el mundo prehispánico, en todo aquello que hemos ido configurando alrededor del arte y la cultura. Todo ello estará reflejado en el MUBEA, que será un espacio vivo de referencia museística incluso para el conjunto del Estado. Canarias no cuenta con un museo de referencia de estas características”, añade el presidente.

El citado edificio, que seguirá ampliándose y creciendo en una segunda fase con la rehabilitación futura de los espacios que restan, “respeta el BIC, la especie de la cyca centenaria plantada en el patio 1 y se integra de manera natural en el tejido de Vegueta”, agrega Guacimara Medina, que estima que en un año y medio estará abierto al público el Museo de Bellas Artes de Gran Canaria.

“La isla se merece este museo”, sostiene la consejera de Cultura que, asimismo, adelanta que se trabaja simultáneamente en el proyecto museístico de este centro, así como en un plan coordinado con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, de cara a la futura reorganización espacial de la zona de acceso principal del mismo en el que se proyectará una gran plaza que dispondrá de aparcamientos en su planta baja y una vía rodonal especial transitable por peatones.

Esta intervención permitirá la conexión con la popular Plaza de Santa Ana y la Catedral, la calle Juan de Quesada y el eje del barranco emblemático del Guiniguada que conecta con el teatro Pérez Galdós y Triana. Además, el MUBEA consolidará la red de espacios culturales cercanos de la zona, en la que se localizan el CAAM, la Casa de Colón y El Museo Canario.

Según explica Pedro Romera, arquitecto director del proyecto, la fase 1 conlleva la intervención en unos casi seis mil metros cuadrados, de los cuales tres mil están orientados a 16 espacios expositivos situados en dos plantas. Su aforo tiene capacidad para más de mil personas en su totalidad y contará con un hall acristalado, una antigua capilla polivalente destinada a actos diversos, muelle de carga, espacios destinados a su Departamento de Acción Cultural (DEAC), cafetería, tienda, oficinas administrativas, depósito de obras, zona de restauración y almacén, entre otras dependencias.

“Toda la superficie está adaptada como espacio vivo que permite convivir el pasado con el presente”, advierte Romera, que explica que el MUBEA cumple con la exigente normativa de espacios europeos que contempla controles ambientales de temperatura y humedad, iluminación de última generación de bajo consumo específica para museos de arte, accesibilidad y seguridad. Una de las novedades de vanguardia de la intervención que se lleva a cabo en el MUBEA es el acristalamiento vertical de nueve metros de altura de la galería del patio 1, totalmente abierto, en el que crece la cyca y el 2, que contempla un cerramiento horizonta, en el que se ubicará la zona de acceso del museo y permitirá una ágil y funcional conexión con el resto del centro. “Este sistema acristalado adquirido en Holanda no permite el traspaso del 99 por ciento de la radiación ultravioleta del sol”, avanza Romera, que destaca la fachada del edificio como nuevo icono de esta zona de la ciudad con sus cinco arcos, alrededor de los que se ha trabajado también la propuesta de diseño gráfico que identificará al MUBEA.

Gran Canaria