Log in

Taller de sensibilización sobre el impacto de los microplásticos en el medio marino

EL PLÁSTICO QUE NO SE VE

Se reanudan las actividades de sensibilización ambiental sobre el impacto de los microplásticos en el medio marino

A principios de año se ponía en marcha el proyecto “El plástico que no se ve”, una serie de talleres de sensibilización ambiental sobre el impacto de los microplásticos en el medio marino con el que la Asociación ecoMEI pretende visibilizar una de las consecuencias más devastadoras derivadas del consumo irresponsable de los plásticos de un solo uso.

Las actividades, que comenzaron con una jornada de dos días en el municipio grancanario de Telde y en la que participación investigadores de IMPLAMAC, una iniciativa liderada por la ULL para el estudio del impacto que tienen los microplásticos y diferentes contaminantes en las playas de los archipiélagos de la Macaronesia, quedaron interrumpidas por la COVID-19.

De vuelta a la normalidad, se reanudan estos talleres que, gracias a la Dirección General de Juventud del Gobierno de Canarias, la Consejería de Educación y Juventud del Cabildo de Gran Canaria y Cajasiete, serán de carácter gratuito.

Centros educativos, asociaciones y resto de colectivos de la isla de Gran Canaria con interés medioambiental podrán solicitar su taller a partir del 1 de julio hasta el 31 de octubre de 2020, a través de la web www.proyectoarbol.org o el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

IMG-20200208-WA0005

El Vega celebra el Día de Canarias con el estreno de “Mi Paraíso”

El Vega ha grabado el videoclip en La Graciosa pero éste contendrá imágenes de todas las islas del Archipiélago

“Los ánimos están por los suelos con todo lo que ha conllevado la pandemia y hay que meterle mano a todo esto con música y buen rollo”, comenta Adrián Vega

La rumbita canaria vuelve al primer plano de la escena musical del Archipiélago con el tema con el que El Vega Life quiere celebrar el Día de Canarias, “Mi paraíso” y el acceso de los canarios a nuestras playas gracias a las fases de desescalada que se han ido abriendo conforme al freno en el avance de la pandemia de la Covid-19 desde el mes de marzo. Con estas dos palabras, El Vega define su enamoramiento sempiterno por las 8 islas. Cabe destacar que este tema, que prevé romper las listas en verano, contiene el estribillo popular del tema de Pololo (Manuel Negrín) “Vivo en un Archipiélago”.

“Canarias se merece un espaldarazo, algo que le dé la apertura al verano de otra manera. Los ánimos están por los suelos con todo lo que ha sobrevenido con esta terrible pandemia y hay que meterle mano a todo esto con música y buen rollo” comenta Adrián Vega, el nombre de pila del grancanario más popular de la costa norte. “Desde que la gente pise la arena y sienta el agua en alguna de nuestras playas, sabremos que este mal sueño está terminando y que toca disfrutar de nuestro Paraíso, mi Paraíso”, aclara.

El videoclip de “Mi paraíso” que saldrá a la luz el día 28 se ha grabado este mismo mes in extremis mayoritariamente en La Graciosa, no sin polémica por algunas supuestas quejas vecinales de cómo se desarrolló la grabación la semana pasada estando aún en Estado de Alarma, pero contendrá imágenes de todas las Islas Canarias porque “el tema habla de las 8 islas”, apunta el joven artista.

A pesar de que “Mi paraíso” sale ahora a finales de mayo, los planes de El Vega no eran el de sacar este tema como el primero. Su año comenzaba con la organización de un Ep que incluiría varias canciones. La primera que saldría, con la previsión de abril, era “Pa vivirla”, la segunda sería “Mi paraíso” -en la actual fecha de mayo- y la tercera sería “Marinero del mundo”, cuya previsión es el mes de junio y cuyo videoclip será grabado en la mágica playa de Cofete, en la isla de Fuerteventura.

Pero la pandemia del coronavirus -que ha obligado a paralizar toda la actividad cultural - ha hecho que “Mi paraíso”, planificada para el Día de Canarias, sea la primera del año en salir. Las otras dos saldrán conforme se vaya recuperando la actividad en el sector cultural.

Varias instituciones del Archipiélago se han apuntado a apoyar un tema que habla y enaltece a todas las Islas por igual y animará a los canarios en un momento tan difícil. En cuanto a acciones privadas, la marca Bifrutas de Pascual patrocinará esta acción y tendrá de hecho a

El Vega como uno de los artistas invitados al concierto on line que tiene previsto celebrar en el mes de junio, junto a otros artistas de Canarias.

Datos biográficos

El Vega Life, denominación artística apropiada por Adrián Vega, es como conocemos al creador de la "rumbita canaria". Este grancanario de Gáldar es conocido por su música vivaracha y por su peculiar forma de vida natural y positiva. El ritmo de sus canciones Be Positive te atrapa y te obliga a disfrutar sin contemplaciones. El ritmo de sus composiciones rebosa paz, amor y buen rollo.

Como artista y como persona, porque no desliga ambas facetas, se considera libre, autodidacta y con un perfil muy “bio” de la vida. Elige siempre escribir sobre temas alegres, en ocasiones con algún toque de humor para jugar con lo identitario de ser canario. En lo musical, se nutre de estilos como el reggae, rumba, hip hop, salsa o el vallenato colombiano, pero siempre llegando al mismo punto, un sonido fresco con un estilo muy personal de ritmos latinos y su singular voz.

El popular single “Amo la vida” y “My Brother” fueron las canciones más escuchadas por los isleños según el estudio “Mapa musical, ciudades del mundo” editado por la plataforma mundial de música en streaming Spotify. Además en Youtube cuenta con 2.500.000 visualizaciones.

Polémica en La Graciosa

Sobre las protestas vecinales recibidas en La Graciosa “por la forma en que estuvo El Vega y un grupo de entre 20 y 25 personas sin las distancias de seguridad y sin mascarillas”, tal y como aparece esta noticia en algunos medios, el artista argumenta que “es más bien todo lo contrario. El pueblo estuvo encantado y volcado en todo momento colaborando, e incluso animándose a salir en las escenas del videoclip, mostrando así la verdadera imagen de felicidad y bondad de los gracioseros. Pusimos mucho énfasis en mostrar sus costumbres como el traje y sobrero típico, el juego de la bola canaria en plena calle de arena así como la paz de la gente mayor posando frente al mar, así que solo tenemos agradecimientos a la isla, que desde luego tendrá el papel más importante en el videoclip”.

Screenshot 20200525 130837

  • Publicado en Cultura

La AEGC y ODIC, han llegado a un acuerdo de colaboración contra el Cibercrimen

Cooperación entre la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) y el Observatorio de Delitos informáticos de Canarias (ODIC)

La AEGC y ODIC, han llegado a un acuerdo de colaboración para reforzar la lucha contra el Cibercrimen, a través de intercambio de información, procedimientos de detección y análisis, ante las continuas amenazas a las que se ven expuestas las instituciones, empresas y ciudadanos. Este convenio refuerza las funciones de mantener a la ciudadanía informada en materia de seguridad y en la prevención de actividades delictivas en el ciberespacio, para tal fin, el acuerdo fomentará actividades educativas adecuadas al conocimiento de la seguridad tecnológica, análisis e investigaciones, así como, canales de comunicación, formación y la que ambas instituciones consideren oportunas para para garantizar el principal objetivo “la seguridad en internet”

De este modo, disponer de esta alianza, genera información valiosa para Identificar, prevenir y responder ante la complejidad de los delitos Informáticos Nacionales e Internacionales, creando una fuente de información veraz y un compromiso social donde a través de campañas preventivas, charlas y conferencias se pueda facilitar información para evitar ser víctimas de los cibercriminales.

El transporte público necesita un plan de impulso para afrontar la desescalada

Ben Magec, Ecologistas en Acción solicita al Gobierno Central que ponga los medios adecuados para garantizar el funcionamiento del transporte público

Los operadores de transporte público se enfrentan a pérdidas de 180 millones de euros mensuales en el conjunto del Estado sin poder acogerse en el caso de las públicas a ninguna de las medidas de ayuda

El transporte público se enfrenta a un difícil escenario en los próximos meses. Durante el confinamiento, los operadores se han visto en la necesidad de mantener ofertas superiores a las necesarias para garantizar las condiciones de seguridad sanitaria. Según cálculos de Ecologistas en Acción, esto ha supuesto pérdidas estimadas en 180 millones de euros mensuales dentro del conjunto del Estado.

Asimismo, en este escenario de pérdidas, el transporte público va a tener que asumir el coste de medidas de distanciamiento y seguridad, así como hacer frente a un posible rechazo de la población a viajar en este medio de transporte.

La desescalada va a ser un reto para las islas, donde cada día un elevado número de personas se desplaza en guagua. Algunas ciudades canarias han propuesto medidas para incentivar modos alternativos de movilidad como intensificar los servicios de alquiler de bicicleta, y patineta, implementar supermanzanas, o la ampliación de aceras.

Estas medidas eran ya necesarias antes de la crisis de la COVID-19 y ahora resultan absolutamente imprescindibles. No obstante, no van a poder sustituir el papel vertebrador y universal del transporte público.

En Canarias, el sector también ha adoptado medidas extraordinarias de limpieza y protección: desinfección diaria de guaguas, andenes y estaciones, gel hidroalcohólico en todos los vehículos, equipos de protección para los trabajadores y trabajadoras e instalación de cámaras térmicas. No obstante, el transporte público no tiene, hasta la fecha, ningún programa de ayuda estatal específico para ellos.

Para evitar el colapso de operadores de transporte público, y que éstos puedan ofrecer un servicio de calidad que evite un estigma hacia este medio de transporte, Ben Magec, Ecologistas en Acción propone un plan de impulso para incentivar la movilidad de la población canaria en guagua.

- Ampliar el número y la dimensión de los carriles bus en las zonas urbanas e interurbanas y priorizarlos en los semáforos.

- Asegurar una adecuada oferta de transporte público, dimensionando la red actual (cobertura y frecuencias) de acuerdo con las necesidades reales de movilidad de la población.

-Mejorar la información pública en tiempo real sobre opciones de transporte colectivo, tiempos de espera y alternativas existentes para distribuir la demanda de forma más adecuada.

-Aprobar urgentemente una ley estatal de financiación del transporte público.

-Reducir las millonarias inversiones previstas en nuevas infraestructuras viarias, y reorientarlas en mejorar los servicios e infraestructuras del transporte público.

-Transferir de manera urgente desde el Ministerio de Hacienda a los ayuntamientos una subvención extraordinaria para el mantenimiento del transporte urbano e interurbano.

-Crear un fondo de compensación para movilidad por parte de todas las administraciones competentes con el fin de suplir la pérdida por ingreso tarifario durante y después de la crisis por el COVID19. Los operadores, además de seguir prestando servicio, han tenido que asumir gastos extraordinarios.

-Condicionar la recepción de ayudas extraordinarias a los ayuntamientos y cabildos que destinen carriles de circulación a la mejora y el estímulo de la movilidad peatonal, ciclista y colectiva frente al coche privado. El Ministerio de Transportes, Movilidad Sostenible y Seguridad Vial deberá proporcionar una guía para este efecto.

-Intensificar las, ya existentes, tareas de limpieza y desinfección de vehículos y espacios comunes.

-Disponer de informaciones e indicaciones claras en las estaciones y vehículos para asegurar que no se supere el aforo recomendado y las distancias de seguridad: vestíbulos de entrada y salida unidireccionales, pegatina en asientos e indicaciones en los andenes.

-Dotar a las distintas plantillas del transporte público (conductores, personal de estación y mantenimiento) de todas las medidas de prevención y protección necesarias.

Medidas urgentes para mejorar la oferta, asegurar una financiación que garantice su mantenimiento a corto y largo plazo y para reforzar la seguridad sanitaria del personal y las personas usuarias.

Detectada campaña de phishing suplantando a la entidad LA CAIXA

Detectada campaña de phishing suplantando a la entidad bancaria LA CAIXA

Desde el Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias hemos detectado una campaña maliciosa de envío de correos electrónicos fraudulentos, que suplantan a la entidad bancaria LA CAIXA, tiene como asunto “Asunto: recibo del pago no realizado CIX-4064505656”, el objetivo es dirigir a la víctima a una página web falsa (phishing) para robar sus credenciales de acceso e información bancaria.

Este ataque de phishing es cada vez más sofisticados, donde la intención del ciberdelincuente es hacerse pasar por una entidad bancaria “La Caixa”. Supuestamente, es para realizar un reembolso de dinero, la cantidad a devolver es de 107,27 € en la cuenta corriente del cliente. Este correo electrónico fraudulento trata de suplantar la identidad de la entidad bancaria”, lo hace de tal manera para que parezca legítimo, incluyendo contenido gráfico y textos que intentan reproducir las comunicaciones de la compañía, con el objetivo de engañar al supuesto cliente.

Si algún usuario cae en el engaño y sigue el enlace, será redirigido a una página que imita fielmente el diseño de la web oficial de La Caixa. A partir de aquí, se le pide que se registre con sus datos personales e información bancaria solicitada. Si el usuario es suficientemente incapaz de detectar el engaño, la información de inicio de sesión llega al atacante, que la usará para suplantar la identidad del supuesto cliente y sustraerle todo el dinero de la cuenta bancaria, vender información personal a terceros, …

MEDIDAS A TOMAR ANTE UN ATAQUE DE PHISHING

La mejor manera de actuar ante un ataque de Phishing es sabiéndolo reconocer. Para esto hay que seguir una serie de pasos que nos ayudará a detectar este tipo de ataque Phishing.

Aquí tienes algunas señales más de un intento de Phishing:

• Reconocer al remitente del email fraudulento, más aún, cuando su contenido no tiene nada que ver con sus responsabilidades laborales habituales –teletrabajo-.

• Hay que extremar medidas porque vendrá escrito en un lenguaje alarmista para fomentar una sensación imperante de urgencia para que se “actúe con la mayor celeridad posible”. Recordar que, las entidades bancarias no solicitan información confidencial a través de Internet.

• Antes de abrirlo, pase el cursor por encima del enlace para ver la URL real. También esté atento a errores ortográficos existentes, tanto en el correo electrónico como en el mensaje de texto, porque indica claramente que son fraudulentos

• Una vez reportado el correo fraudulento deberemos marcarlo como SPAM por si más adelante vuelve a contactar con nosotros

• Nunca responder a correos considerados sospechosos porque le estaremos dando a entender que el usuario donde se ha enviado el correo fraudulento está inactivo y sin respuesta ninguna. Protegiéndonos de contenido sospechoso que contengan malware (básicamente, es cualquier tipo de software malicioso, el cual no hay que descargárselo nunca porque trata de infectar un ordenador o un dispositivo móvil con la intención de crear una puerta trasera para que el cibercriminal pueda acceder y tener control total sobre nuestro dispositivo móvil) o enlaces que nos redirija a páginas fraudulentas con la intención de obtener nuestros datos personales para poder suplantarnos. Mucho cuidado ante la posibilidad de descargarse algún tipo de archivo adjunto. Estos adjuntos pueden contener malware peligrosos, tales como ransomware o alguna amenaza online.

• Una vez seguido los pasos anteriores, debemos borrar directamente el mensaje.

Artículo: Sanidad pública, clamor de supervivencia, por Antonio Morales

El impacto que la pandemia del COVID19 está teniendo en nuestra sociedad está siendo brutal, en vidas humanas, en daños sociales y en parálisis económica. Pero tenemos que reponernos, tomar decisiones, sacar enseñanzas y ganar el reto de la recuperación y revitalización de nuestra isla y de toda Canarias. Y en esta reflexión urgente aparece una evidencia incontestable que es la importancia crucial de contar con un sistema sanitario público y universal, que garantice el acceso a él de toda la ciudadanía al margen de su situación económica. Gracias al sistema público de salud y al enorme esfuerzo de las personas que trabajan en la sanidad pública es por lo que, a pesar de la gravedad de la pandemia, estamos siendo capaces de frenar la propagación del virus y evitar más muerte. Esto contrasta con las noticias que llegan de otras partes del mundo sin sistemas sanitarios públicos, como es el caso de los Estados Unidos de América, donde las tasas de mortalidad entre las poblaciones empobrecidas están siendo escalofriantes.

Comparto las afirmaciones recientes de Rafael Bengoa, experto gestor en Salud Pública cuando afirma: “A pesar de las muertes, es evidente que el SNS está funcionado con gran eficacia. Se certifica así que el sistema público de salud es el modelo que necesitamos para el futuro, tanto para futuras crisis epidémicas como para poder ofrecer los servicios necesarios derivados de todas las enfermedades. También queda patente que la sanidad en un país es una inversión, no un gasto”. Lo decía Adela Cortina con otras palabras: “si las metas de la sanidad son fundamentalmente prevenir la enfermedad, curar lo que puede curarse con los medios disponibles, cuidar lo que no puede curarse y ayudar a morir en paz, la rentabilidad del mundo sanitario ha de medirse en términos de ese beneficio”.

Sin embargo, esta crisis sanitaria llega después de una década de recortes que han mermado los recursos y la capacidad de respuesta de la sanidad pública española. Según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, entre 2010 y 2014 el presupuesto sanitario pasó de 60.000 millones de euros a poco más de 53.000 millones. Aunque en 2018 el presupuesto volvió a alcanzar los 60.000 millones, en ese periodo se dejaron de invertir más de 28.000 millones. El personal contratado bajó en 30.000 efectivos entre 2012 y 2015 y las listas de espera quirúrgicas pasaron de 241.339 a 614.101 pacientes. Entre 2009 y 2018 el gasto sanitario autonómico disminuyó en casi 4.000 millones.

La realidad es que se asumió la tesis neoliberal de desmantelar los servicios universales y privatizarlos. De asaltar el universalismo con privatizaciones, copagos, recortes en equipamientos y recursos humanos… Se recortó sin tregua el personal pero también el material sanitario, las comidas, los horarios y se avanzó en el hacinamiento de los hospitales, la precariedad del personal sanitario y los pacientes, la pérdida de calidad de los servicios, los conciertos y las privatizaciones… Se atacaba a los servicios públicos universales desde distintos flancos. Nos machacaban desde distintos foros que teníamos una administración muy inflada, los funcionarios eran muchos, ineficientes e irresponsables… había que reducirla y optimizarla desde el sector privado, más eficiente. Y se miraba para otro lado ante las advertencias del Atlas Mundial de la OMS que nos decía que más de 100 millones de personas caen en la pobreza cada año por gastos de salud e incluía a España en estas cifras, la OCDE, los sindicatos…

En Canarias la situación ha sido incluso peor. Desde 2009, año en el que se destinaron 2.914 millones de euros a Sanidad, el presupuesto ha sufrido una drástica reducción (unos 600 millones de euros en tres años) y no fue hasta 2018, casi diez años después, cuando se recuperaron los niveles de inversión de 2009. Prácticamente, una década perdida con el consiguiente deterioro del sistema. De cronificación de la desigualdad y de la precariedad social.

Y es que, desgraciadamente, Canarias tiene uno de los sistemas sanitarios más insuficientes de todo el Estado, sea cual sea el parámetro que se utilice para medirlo. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) lleva años realizando un estudio sobre los diversos sistemas sanitarios autonómicos en el que mide parámetros como el gasto per cápita, camas, listas de espera, gasto farmacéutico o externalización de servicios, quirófanos y médicos por cada mil habitantes, y en reiteradas ocasiones nuestra comunidad aparece como la peor clasificada.

Por ejemplo, estamos a la cola en presupuesto sanitario por habitante, a pesar de que el nuevo gobierno progresista ha aprobado el montante para Sanidad más alto de nuestra historia. Canarias dedica 1.381 euros frente a otros territorios, como País Vasco o Navarra, que destinan más de 1.600 euros. Sin embargo, el aspecto peor valorado es el de las listas de espera, ya que nuestra comunidad es la región donde más se espera de promedio para una intervención quirúrgica (147 días) y para una consulta con el especialista (105 días). Evidentemente, esto se refleja en la baja consideración por parte de los usuarios. De hecho, el canario es uno de los sistemas sanitarios peor valorados por la propia ciudadanía con una nota de 6,18 y solo un 54% de las personas cree que funciona bien. Mientras en el resto de comunidades existe una alta valoración de la atención recibida (más de un 80%), Canarias no supera el 77%.

Pero me gustaría hacer hincapié en otra cuestión sumamente relevante a la que no se suele prestar la atención debida: la salud pública. Debido a la pobreza, la desigualdad y la precariedad, la salud de la población canaria es deficiente. Somos la segunda comunidad autónoma peor posicionada, después de Andalucía, en 2017/2018 (el último año del que hay datos) en el caso de la esperanza de vida, con 82,26 años en Canarias y 81,86 en Andalucía. Solo tienen peor resultado las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Y la situación es similar por sexos, tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres, con la segunda esperanza de vida más baja.

Desde 2011 se hacen distintas oleadas del informe ALADINO (Alimentación, Actividad física, Desarrollo Infantil y Obesidad). Aunque la edición de 2015 apuntaba una ligera mejoría en Canarias, los datos seguían siendo muy graves. La prevalencia de sobrepeso era del 24,3%, algo menor a la encontrada en 2011, que fue del 28,4%. Por su parte, la prevalencia de obesidad era del 19,9%, poco más de un punto menor a la encontrada en el estudio de 2011, que fue de 21,2%. Es decir, a pesar de haberse producido un ligero descenso, más de una quinta parte de nuestros niños y niñas sufre sobrepeso y una cuarta parte, obesidad.

Sin políticas activas destinadas a mejorar el estado de salud general de la población, es muy difícil que ningún sistema sanitario sea capaz de gestionar los problemas derivados de esta realidad. Sin embargo, en noviembre de 2018, en el II Foro de Salud Pública y Vacunas organizado por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y por la Asociación Española de Vacunología (AEV), Agustín Álvarez, director general de Salud Pública de Castilla y León, aseguró que la salud pública suponía tan solo el 1% del gasto sanitario público en su conjunto. Por su parte, José María Martín Moreno, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, explicó que, a lo largo de la recesión iniciada diez años antes, los recursos económicos destinados a la salud pública se habían visto mermados en un 77%.

Nos estamos sosteniendo por la capacidad de atención, de innovación y de profesionalidad de nuestra sanidad pública. El mejor agradecimiento que debemos a quienes diariamente cuidan de las personas enfermas e ingresadas, es la exigencia y la reivindicación de que nuestro sistema sanitario canario recorte la distancia que nos separa de los servicios del resto de las Comunidades y de la Unión Europea. Parecía obvio, pero nos encontró con la tarea a medias. Lo aprendimos después de la Segunda Guerra Mundial y lo reafirmamos ahora. No hay democracia digna sin una Sanidad que garantice derechos. Es una de las tres columnas vertebrales de una sociedad integrada, junto con la educación y el empleo. En este convencimiento debemos reagruparnos todos los demócratas y con más razón si nos denominamos progresistas.

No obstante, las políticas de salud pública son transversales e interdisciplinares y no pueden abordarse desde un punto de vista exclusivamente sanitario. En ese sentido, en Gran Canaria contamos con un excelente caso, como es la Cátedra de Nutrición y Gastronomía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el proyecto “La isla en tu plato”. Se trata de una iniciativa innovadora y ejemplar del Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de la ULPGC, dirigido por el catedrático Lluis Serra Majem y cuyo objetivo es el de unificar salud, gastronomía y sostenibilidad como forma de luchar contra los problemas estructurales de salud pública de nuestras islas. En ese mismo sentido estamos intentando remar desde el Cabildo de Gran Canaria con el proyecto Gran Canaria Me Gusta.

De esta manera, vemos que hay una relación estrecha entre el aumento de consumo de producto local, la sostenibilidad y la salud pública. Y en Canarias y Gran Canaria estamos en unas condiciones excepcionales para mejorar la calidad de vida de nuestra gente, al mismo tiempo que fomentamos nuestro sector primario, luchamos contra el cambio climático, generamos empleo rural, protegemos el paisaje, etc. En definitiva, la crisis sanitaria, social y económica generada por el coronavirus es una nueva oportunidad para tomar conciencia de que avanzar en sostenibilidad no solo es una cuestión medioambiental, sino de salud pública y eficiencia de nuestros sistemas de bienestar, que se van a ver sometidos a un gran esfuerzo en los próximos años. Y juntos tenemos que dar una respuesta clara y contundente a la pregunta que se hacía Emilio Lledó cuestionando la destrucción de la idea de lo público: ¿Quién nos devolverá, en el futuro, la vida pública, los bienes públicos que nos están robando? Nos toca luchar ahora por recuperarlo todo.

sanitaria-publica

Cómo borrar una cuenta en redes sociales de una persona fallecida

¿Cómo cerrar una cuenta de Facebook de un fallecido?

Desde el observatorio de delitos informáticos de Canarias queremos solidarizarnos con el dolor de las familias, amigos y conocidos de los fallecidos, y transmitir un mensaje de apoyo a todas las personas que se encuentran trabajando para detener este virus. El ODIC mediante la siguiente guía, pretende informar a las personas de como proceder para borrar las cuentas de Facebook, Twitter, Gmail e Instagram.

Entendemos que cuando las personas fallecen muchas redes sociales siguen quedando activas, con el inconveniente de que son etiquetadas en una fotografía, le llegan felicitaciones de cumpleaños o reciben una solicitud de amistad. A continuación, enseñamos a los familiares a borrar las diferentes cuentas de redes sociales.

Facebook

Esta red nos permite cerrar la cuenta y eliminar el contenido de las personas que fallecieron. También podemos convertir la cuenta en conmemorativa, para ello tendrán que verificar la identidad mediante documentos oficiales. Siguiendo el siguiente enlace https://www.facebook.com/help/contact/228813257197480  y rellenando el formulario se podrá procesar el cierre de la cuenta.

Twitter

Para solicitar que se elimine la cuenta de un usuario fallecido, hay que pinchar en este enlace. https://help.twitter.com/es/managing-your-account/contact-twitter-about-a-deceased-family-members-account. Enviada la solicitud, te enviarán unas instrucciones por correo electrónico para que proporciones más información sobre la persona fallecida, incluso te pedirán el certificado de defunción.

Instagram

El procedimiento para cerrar esta cuenta es más sencillo. Hay que enviar un email a la dirección Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y el servicio se pondrá en contacto, pidiendo información y documentos para tramitar el cierre.

Gmail

La fusión de Gmail y Youtube cuenta con una opción para que los usuarios decidan que hacer con sus cuentas una vez fallecidos. A través del siguiente enlace puedes enviar una solicitud relacionada con la cuenta. https://support.google.com/accounts/troubleshooter/6357590?visit_id=637239268551901303-896996320&hl=es&rd=1 

La red SET ante el COVID-19 y sus consecuencias

La red SET, en la que participa Ben Magec-Ecologistas en Acción, nace en 2018 de la voluntad de elevar una voz colectiva de resistencia frente al proceso de turistización que sufre el sur de Europa. Actualmente formada por 25 nodos de ciudades y regiones europeas, reivindica la necesidad de construir nuevos escenarios de economía y de vida.

En la actual emergencia ligada al Covid-19 urge un cambio de paradigma en nombre de los derechos sociales fundamentales y en apoyo a la población más vulnerable. Dirigimos por ello nuestra solidaridad a las personas que están pagando las consecuencias de un sistema económico que genera desigualdades que ahora se ven amplificadas. Esta pandemia pone en evidencia la necesidad de tejer fuertes sinergias y avanzar en reflexiones y propuestas concretas sobre el derecho a la vivienda y a la ciudad, a la salud y al medio ambiente, contra la precarización y la mercantilización de la vida y los lugares.

Llevamos tiempo denunciando los graves impactos de la actividad turística masiva en nuestras ciudades y barrios, de una industria extractiva que privatiza los beneficios y externaliza los costes, generando además enormes daños ambientales. La economía turística utiliza complejas y perversas cadenas: en un extremo encontramos grandes operadores (plataformas digitales, multinacionales, fondos de inversión, sociedades inmobiliarias, etc.) que se mueven por intereses especulativos y lógicas del beneficio, en el otro una gigantesca mole de fuerza de trabajo precarizada, explotada y sin garantías ni derechos. El incremento del turismo ha generado en ciudades y territorios una fuerte precarización del acceso a la vivienda. Incontables edificios han sido sustraídos del parque residencial y convertidos en pisos turísticos y hoteles. Los precios del alquiler y la vivienda han aumentado de manera desmesurada, provocando la expulsión de muchas vecinas y vecinos de sus barrios.

Hoy, en plena emergencia Covid-19, mientras las instituciones y los medios piden que nos quedemos en casa, las desigualdades se hacen aún más evidentes, dejando completamente al margen a quien no tiene casa. Expresamos por tanto nuestra solidaridad a las personas y familias desahuciadas, a quienes habitan en casas que no garantizan una vida digna, a las personas sin hogar. Por ello promovemos y apoyamos iniciativas que favorezcan la función social del patrimonio inmobiliario, tanto público como privado, destinando el alojamiento turístico (hoteles, hostales, pisos turísticos, etc.) a quien lo necesita.

Esta situación, además, visibiliza hasta qué punto la gentrificación y la turistización han mermado y debilitado las redes de apoyo mutuo de diversos barrios, instrumentos imprescindibles para hacer frente a esta emergencia y a sus derivadas. Agradecemos a las personas que, para garantizar servicios fundamentales, están exponiéndose a sí mismas y a las que las rodean al riesgo de contagio. A quien alimenta la solidaridad y la cooperación manteniendo vivas las relaciones comunitarias, así como a las trabajadoras y trabajadores del comercio de proximidad.

La difusión global del coronavirus, facilitada por una hipermovilidad sin precedentes, ha puesto aún más de relieve los límites y las desigualdades del sistema capitalista. Entre los efectos de este modelo de explotación depredadora, ahora podemos palpar el riesgo epidémico provocado por los desequilibrios ecológicos que se derivan de una relación abusiva entre la especie humana y el entorno que daña a ambos. Las restricciones de los últimos meses han producido una significativa reducción de la contaminación -debida a la drástica disminución del tráfico aéreo y de cruceros-, pero se trata tan sólo de una mejora temporal a costa de un gran sufrimiento social. No responde a un cambio estructural necesario y perdurable en el tiempo. Todo ello nos dice que no podemos seguir alimentando la injusticia social y la emergencia climática, ni continuar con el consumo ilimitado de bienes, recursos y territorio.

Es tiempo de reformular la economía para que produzca servicios y bienes esenciales para toda la población, y no para unos pocos. Es tiempo de construir un sistema económico equilibrado y diversificado, centrado en el decrecimiento, compatible con la vida y con el planeta. Compartimos por ello la necesidad de elaborar propuestas desde abajo y exigimos a los gobiernos e instituciones que las integren en políticas a medio y largo plazo, articulando los diferentes niveles institucionales (internacional y local) con medidas estructurales a favor de las personas, no de las grandes empresas.

Esto se traduce, en el ámbito turístico, en una serie de medidas que consideramos imprescindibles para abordar una transición socio-ecológica a un nuevo modelo económico que corrija la hegemonía turística:

No rescatar el sector turístico agravando la deuda pública, y en cambio proyectar su decrecimiento, mediante políticas de bienestar que protejan a las capas sociales y laborales más vulnerables y el medio ambiente.

Revisar urgentemente el gasto público para que responda a las necesidades primarias de la población (hospitales, vivienda pública y social, escuelas, etc.) en lugar de financiar costosas y dañinas infraestructuras y grandes obras (ampliación de puertos y aeropuertos, etc.).

Proteger a la población de la especulación inmobiliaria reduciendo drásticamente el número de pisos turísticos para devolverlos al parque de vivienda de alquiler, así como adoptar medidas que impidan al circuito financiero global depredar territorios, ciudades y barrios.

Implementar medidas que internalicen los costes y redistribuyan los beneficios del turismo.

Adoptar políticas promoción de otros sectores productivos -viejos y nuevos- que garanticen puestos de trabajo dignos y coherentes con el desarrollo de la cultura y de la investigación ambiental.

Nos unimos a todas las personas que promueven espacios de debate en esta dirección, y nos implicamos en la construcción de un camino colectivo para la definición y concreción de propuestas operativas, para que una vez superada esta crisis no se vuelva a la normalidad a la que estábamos acostumbradas, sino que se avance hacia una sociedad más justa, igualitaria y solidaria. Sólo así irá todo bien.

Suscribirse a este canal RSS

Gran Canaria