Log in

El Cabildo licita la redacción de adaptación de Gran Canaria al cambio climático

El Cabildo licita la redacción de la estrategia de adaptación de Gran Canaria al cambio climático para minimizar sus consecuencias

• Esta iniciativa está enmarcada en el proyecto europeo Mac-Clima para crear un Observatorio Climático para la Macaronesia

• Incluye también las actuaciones para impulsar una economía baja en carbono

• El Consejo Insular de la Energía saca a concurso cinco expedientes por un total de 230.000 euros

El Cabildo ha licitado la redacción de la estrategia de adaptación de Gran Canaria al cambio climático para minimizar sus consecuencias, una estrategia que incluirá las actuaciones para impulsar una economía baja en carbono y alcanzar así los objetivos establecidos por la Cumbre del Clima de París y por la Unión Europea.

Esta estrategia insular, con una quincena de objetivos, está incluida en el proyecto europeo Mac-Clima para crear un Observatorio Climático para la Macaronesia y ha salido a licitación por 91.000 euros cofinanciados en un 85 por ciento por Fondos FEDER.

Entre los objetivos está incluido el impulso de un modelo energético que incentive la eficiencia energética y la integración de criterios bioclimáticos en las edificaciones, así como aumentar la resiliencia tanto de la ciudadanía como de las infraestructuras frente a los eventos climáticos, explicó el coordinador de Soberanía Energética y Clima, Raúl García Brink.

También incluye formar a la ciudadanía en relación al cambio climático, proteger el sector primario frente a los efectos del calentamiento global con actuaciones basadas en prácticas agrícolas sostenibles, aumentar la adaptación del sector turístico con una apuesta por la economía verde y circular que reduzcan su impacto y fomentar la innovación con medidas tanto para la investigación y la aplicación tecnológica, así como el emprendimiento innovador.

A ellos se suman también los objetivos de adecuar la planificación territorial a las nuevas situaciones climáticas y mejorar la coordinación, tanto en el Cabildo como con otras instituciones, además de fomentar la compra pública verde que incluyan criterios climáticos y la conservación de la biodiversidad insular, aumentar la eficiencia del sistema de desalación, depuración y distribución del agua, y también reducir la generación de residuos, incrementar su tasa de reciclaje y hacer un aprovechamiento energético de ellos.

La estrategia insular establecerá, por tanto, las actuaciones para evitar que la temperatura global suba más de 2 grados centígrados como establece la Cumbre del Clima de París, así como los objetivos de reducir en un 40 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar al menos un 32 por ciento de cuota de energías renovables y del 32,5 por ciento de mejora de la eficiencia energética que plantea la Unión Europea para 2030.

García Brink explicó que esta estrategia ha salido a licitación con los parámetros más altos establecidos por la ONU para los Planes de Adaptación al Cambio Climático.

Un proyecto liderado por el Cabildo grancanario

El proyecto Mac-Clima, liderado por el Consejo Insular de Energía del Cabildo y cofinanciado en un 85 por ciento por Fondos Feder, tiene un presupuesto de 1,5 millones de euros para impulsar la creación de un tejido institucional, científico y social en los países de la Macaronesia que permita trabajar de forma coordinada en materia de adaptación y mitigación del cambio climático.

Mac-Clima implica la cooperación entre los Cabildos de Gran Canaria, El Hierro, Lanzarote y Tenerife, institutos de investigación de la ULPGC como el TYDES e IOCAG, la Agencia Estatal de Meteorología y diversas instituciones de Madeira, Mauritania, Cabo Verde y Senegal, para mejorar la adaptación de la región macaronésica al cambio climático.

Además de la redacción de la estrategia, el Consejo Insular de la Energía ha sacado a licitación la asistencia técnica de los servicios de apoyo en la gestión financiera del proyecto Mac-Clima por 50.000 euros. A estas licitaciones se suman tres más, entre ellas una plataforma informática de administración, por un montante total de 230.000 euros -todas disponibles en energiagrancanaria.com , lo que a su vez permitirá inyectar liquidez a la economía de Gran Canaria y generar empleo derivado de la prestación de estos servicios.

Artículo de Opinión: Superávit, remanentes, deuda, por Antonio Morales

La situación social y económica que padecemos las grancanarias y grancanarios y los hombres y mujeres de Canarias en general es muy grave. Todos los recursos de los que disponemos parecen insuficientes para proteger las situaciones familiares de extrema necesidad, mantener los servicios esenciales y reactivar la economía generando iniciativas que arrastren una cadena de efectos inversores y la demanda y el consumo internos. El Cabildo de Gran Canaria considera que debe incrementar la inversión para producir el efecto multiplicador en el resto de sectores económicos de la isla, aún cuando en estos momentos estemos gestionando alrededor de 500 millones de euros de inversión en nuestro territorio.

Sabemos que la pandemia del coronavirus está teniendo consecuencias muy graves sobre las economías de las familias y las empresas, pero también sobre los ingresos de las administraciones públicas que van a ver seriamente mermada su recaudación al tiempo que aumentan drásticamente los gastos tanto en medidas de atención y protección social y sanitaria, como de reactivación de la economía. Esta reducción va a ser especialmente significativa en Canarias debido al parón brusco del turismo, la actividad económica responsable del 35% de PIB insular y del 40% del empleo. Triplicamos estos porcentajes por encima de la media estatal.

Es el momento de activar todos los recursos disponibles y hemos vuelto a centrar la mirada, esta vez con más razón si cabe, en la utilización del superávit y los remanentes de los que las administraciones locales disponemos en los bancos y que la legislación del PP nos ha impedido utilizar durante estos últimos años. Los cabildos y los ayuntamientos canarios hemos aprobado resoluciones urgentes exigiendo que el Gobierno central autorice el uso de estos fondos que son resultado del ahorro de todos los canarios y canarias. En nuestro archipiélago se han multiplicado las peticiones para que el Ministerio de Hacienda nos autorice a utilizar el superávit y los remanentes para hacer frente a la crisis. Una cuestión que en ocasiones puede parecer muy técnica pero que en momentos como estos resulta vital porque, si no podemos usar esa financiación en la peor crisis de nuestra historia, para qué nos servirá guardada en las entidades bancarias. Y pagando además por ello.

Canarias es una comunidad en la que los recursos fiscales propios tienen una importancia significativamente superior que en la mayoría de comunidades autónomas denominadas de régimen común (es decir, todas menos País Vasco y Navarra que tienen un régimen foral particular). En 2019, la recaudación propia supuso en Canarias un 18,8% del total de ingresos presupuestados, frente al 7,7% en el resto de comunidades, a través de diversos impuestos como el IGIC, el AIEM y los impuestos propios sobre los combustibles derivados del petróleo, etc.

Esos ingresos de recaudación propia, que forman parte del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, se calcula que se reducirán en un 54,6%, unos 1.022 millones de euros, de los cuales 429,5 millones de euros corresponderían a la financiación del Gobierno de Canarias y 593,2 a las administraciones locales. Esto supone más de un 40% de los recursos corrientes de los cabildos insulares.

Para hacernos una idea, el Cabildo de Gran Canaria va a pasar de recibir los 33 millones mensuales que percibe en la actualidad a ingresar solo 2 millones mensuales (790 mil euros para los ayuntamientos y 1,3 millones para el Cabildo). Tan solo en 2020 nuestros ingresos se van a reducir en unos 150 millones de euros. La situación de los ayuntamientos puede ser dramática: si detraemos de la Carta Municipal lo que tienen que pagar por distintos conceptos los ayuntamientos al Cabildo de Gran Canaria -servicios prestados como el tratamiento de residuos- los municipios perderían más del 90% de sus recursos.

Los cabildos insulares también nos vamos a ver más dañados que el Gobierno de Canarias por esta situación ya que los anteriormente citados recursos del REF representan un 40% de los ingresos corrientes de cabildos y ayuntamientos frente a solo un 10% para la Comunidad Autónoma. Además, el Gobierno de Canarias tiene más capacidad de endeudamiento que los cabildos y los ayuntamientos, así como la competencia de subir o aprobar nuevos impuestos para aumentar sus ingresos mientras que los cabildos no tenemos capacidad fiscal ya que apenas cobramos impuestos y no podemos recurrir a figuras extraordinarias para cuadrar nuestros presupuestos.

A esto habría que sumar que las competencias que el Gobierno de Canarias ha ido transfiriendo a los cabildos (por ejemplo, las políticas sociales, la atención a personas mayores o menores, las relacionadas con protección del medio ambiente, la gestión y conservación de espacios naturales protegidos o la conservación de carreteras…) están infradotadas. Una primera aproximación establece que se necesitarían 21 millones de euros más para equilibrar las cuentas, pero todos los datos apuntan que esta cantidad no sería suficiente. Por ese motivo, los cabildos y ayuntamientos canarios exigimos al Gobierno de España y al Gobierno de Canarias un trato diferenciado en la negociación que se está llevando a cabo con el Estado. De no atenderse las necesidades de las administraciones locales canarias no podríamos mantener las transferencias y nos veríamos obligados a devolverlas al Gobierno de Canarias.

Pero lo cierto es que a pesar de la gravedad de esta situación hay una solución para este escenario que solo requiere de voluntad política por parte del Gobierno de España. El Cabildo de Gran Canaria cuenta con un remanente de tesorería que, descontando gastos pendientes de pagos, es de 350 millones de euros. A esta cantidad se le llama técnicamente remanente de tesorería, pero la palabra que mejor la define es ahorro. Porque es un ahorro que ha salido de la aportación de los grancanarios y grancanarias, que, con su esfuerzo de estos años, en momentos muy difíciles ha permitido que el Cabildo disponga en la actualidad de una importante cantidad de dinero para ser puesta a disposición de quien verdaderamente lo va a necesitar. Sin embargo, el Gobierno de España no nos deja utilizar ese dinero a pesar de que está en los bancos y que las entidades bancarias están empezando a cobrar comisiones a las administraciones públicas por mantener estos ahorros en las cuentas corrientes.

Este mismo mes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reconoció la necesidad de que Canarias utilizara el superávit para compensar la pérdida de ingresos, pero recurriendo al dicho popular, podríamos decir que el superávit es el “chocolate del loro” ya que para el Cabildo supone apenas 80 millones de euros y 300 para el Gobierno de Canarias, algo muy alejado de las necesidades de ambas instituciones y de su capacidad de inversión para revertir una situación económica inédita en nuestra historia.

Lo importante es que nos permitan utilizar los remanentes. Es aquí donde está el quid de la cuestión. Deberíamos poder utilizarlos libremente sin acudir a un Plan Económico Financiero como se exige hasta ahora, lo que supondría que se quiebre nuestra autonomía de funcionamiento y nuestra capacidad de autogobierno ya que tendríamos que pedir autorización para endeudarnos, para crear órganos independientes, etc. Por lo tanto, hay que flexibilizar las reglas fiscales y modificar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (2/2012), aprobada por el PP. De esta manera el Cabildo podría utilizar casi 300 millones para reactivar la economía insular y paliar las consecuencias sociales de la pandemia.

Asimismo, se nos debería permitir endeudarnos sin tener que realizar el citado plan económico financiero –fruto del incumplimiento de las reglas de estabilidad financiera- ya que el Cabildo de Gran Canaria tiene capacidad para hacerlo en una cuantía de alrededor de 470 millones de euros sin sobrepasar los porcentajes de endeudamiento sin autorización (en estos momentos el Cabildo grancanario soporta un nivel de endeudamiento de solo un 3,5% y podemos llegar al 75% sin autorización y al 120% con autorización). Y que además este endeudamiento no sea solo para inversiones como está establecido sino que lo podamos dedicar a garantizar los servicios esenciales y a atender a los sectores sociales más vulnerables. Creo que es el momento también para que se modifiquen todas las leyes que limitaron gravemente la capacidad de acción de las administraciones públicas flexibilizando la Ley de Contratos Públicos con el objetivo de permitir una mayor agilización de los procedimientos para realizar inversiones y contratar obra pública. También se debe modificar el techo de gasto en lo referido a la contratación de más personal para atender las necesidades sociales provocadas por la crisis y para afrontar las inversiones que reactiven la economía, así como contribuir a aliviar el problema estructural del paro en Canarias a través del empleo público.

Estamos ante una situación sin precedentes que está agravando los problemas de pobreza, precariedad y desigualdad que son estructurales en nuestra tierra. Pero contamos con administraciones públicas saneadas y progresistas que tienen intención y capacidad de poder llevar a cabo planes de inversión que nos permitirían avanzar en la diversificación de nuestro modelo económico e iniciar una transición ecológica socialmente justa en Canarias. Por ello no tendría justificación que por falta de voluntad política del Gobierno de España se pusieran impedimentos al ejercicio de nuestro autogobierno, al progreso de nuestra tierra y al bienestar de nuestra gente. Si se puede hacer con el País Vasco y Navarra, con todos los indicadores sociales y económicos muy por encima de los que soportamos en este archipiélago atlántico, ¿por qué no permitirlo entonces en Canarias?

Antonio Morales Méndez. Presidente del Cabildo de Gran Canaria.

La Casa de Colón celebra la edición XXIV Coloquio de Historia Canario-Americana

LA CASA DE COLÓN ASEGURA LA CELEBRACIÓN DE LA XXIV EDICIÓN DEL COLOQUIO DE HISTORIA CANARIO-AMERICANA POSPONIÉNDOLO A FINALES DE AÑO

La Casa de Colón celebrará entre el 30 noviembre y el 3 diciembre la edición XXIV del Coloquio de Historia Canario-Americana, cuyo programa abordará los procesos de globalización en la historia atlántica, con el propósito de conmemorar los quinientos años de la circunnavegación de la Tierra por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano llevada a cabo entre 1519 y 1522. La Casa de Colón, tras mantener durante estos complicados meses de incertidumbre debido a la evolución del Covid-19, una intensa actividad organizativa que ha permitido reorganizar la agenda y el plan de alojamientos de los invitados, decidió posponer a final de año la celebración del mencionado coloquio, salvando así esta crucial cita académica de carácter americanista, inicialmente prevista para el mes de octubre.

La importante reunión bienal que congregará en la capital grancanaria a eminentes estudiosos e historiadores nacionales e internacionales en el citado centro americanista dependiente de la red de museos de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, vertebrará sus contenidos en torno a tres seminarios y a sus tradicionales áreas temáticas que han venido conformando la cita (Arqueología, Arte, Geografía y Organización Territorial, Historia Económica, Historia Social, Historiografía, Mujeres e Historia, Religiones y Multiculturalismo). En el marco del área de Historia Política se dedicará un seminario especial conmemorativo del 200 aniversario del Trienio Liberal (1820-1823).

Plazos

Hasta el 30 de junio podrán los interesados e interesadas enviar a la secretaría del coloquio (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ) las propuestas junto al boletín de inscripción al mismo, con la finalidad de que el Comité Científico valore, antes del 31 de julio, los textos presentados. El 13 octubre será la fecha límite para la recepción de los textos definitivos de las comunicaciones y los posters aceptados. La información sobre la XXIV edición ya está alojada en la dirección www.casadecolon.com/es/coloquio-historia

El programa de la edición de 2020 resaltará, en su totalidad, los procesos históricos de globalización que han conformado el devenir histórico hasta la actualidad, entendiendo dichos procesos como un sistema de conexiones culturales, sociales y económicas muy amplias, en el espacio y el tiempo. Por ese motivo, en el citado encuentro internacional se analizará, desde los diversos ámbitos y desde la perspectiva histórica, la globalización en el espacio atlántico y se ahondará en los cambios estructurales que lleva consigo como la expansión de la actividad comercial, los flujos internacionales, las migraciones o la formación de nuevas sociedades, entre otros.

Por ello, los seminarios del programa han sido fraccionados en tres etapas diferenciadas: la primera, que aborda los siglos XV-XVIII en los que se produce el inicio del proceso de globalización y mundialización de los mercados; una segunda de ‘Plena Globalización’ (circa 1840-1929) en la que surge el capitalismo industrial y los avances en los transportes y comunicaciones y comienzan a cobrar importancia las grandes multinacionales y, finalmente, una tercera que fijará su interés desde 1980 hasta la actualidad, en la que tiene lugar la desregulación de los mercados y el auge de las nuevas tecnologías de la comunicación.

El criterio de aceptación de los trabajos por parte del Comité Científico del Coloquio se fundamentará conforme a la adecuación a la temática propuesta, en el interés científico y en la novedad de la investigación, así como en el cumplimiento de los plazos y normas de presentación recogidas en las bases de concurrencia.

Visión nocturna de la Casa de Colón

  • Publicado en Cultura

Más de 42.000 personas conectaron con el inédito concierto virtual de Gran Canaria

Más de 42.000 personas conectaron con el inédito concierto virtual de Gran Canaria para celebrar el Día de Canarias y unir a la cultura

• Hubo conexiones de lugares tan dispares como Macedonia, Bolivia y Bulgaria.

• Arístides Moreno resalta que al fin este día es celebrado con un amplio abanico de estilos, pues la música isleña “suena en muchos formatos”

Más de 42.000 personas se conectaron anoche al inédito macrofestival virtual Canari-On, la propuesta del Cabildo de Gran Canaria para acudir a su cita con el Día de Canarias y al tiempo unir al sector de la Cultura con más de 50 artistas en un mismo escenario y entradas desde lugares tan diversos como Estados Unidos, Macedonia, Bolivia o Bulgaria.

El mayor flujo de entradas se produjo desde Gran Canaria, cuyo público “abarrotó esta figurada Plaza de Santa Ana”, donde virtualmente no paró el trasiego, de hecho, el espacio tradicional al que este año no se pudo acudir no habría podido acoger tanto público, por lo que el Cabildo de Gran Canaria agradece la acogida de la ciudadanía a esta ambiciosa y también arriesgada apuesta celebrada en Infecar, subrayó el coordinador de Desarrollo Económico, Raúl García Brink.

El gran espectáculo supusoo la vuelta de los artistas al escenario después de más de 80 días de parón. Entre ellos, compañerismo y la alegría de volver a verse y compartir experiencias. Así lo expresó el timplista Germán López, uno de los primeros en subir al escenario, ya que “tras este tipo extraño de miedo e incertidumbre, este es un día de emociones, sensaciones e ilusión, la de volver y la de reencontrarse con los compañeros y con un público a través de las pantallas".

Con tres espacios idénticos para poder proceder a la desinfección entre artista y artista sin corte en pantalla, este festival ha sido además un homenaje a los afectados por la crisis sanitaria y económica del coronavirus.

Tras el espacio infantil ofrecido por el Cancionero Canario y SúperAbuela, la voz que llevó Canarias a la final de Got Talent, Ismaila Thiam Ramos, puso las primeras notas a las seis horas de música sin cortes celebradas desde el pabellón 6 de Infecar.

Las rimas improvisadas de Yeray Rodríguez, conductor del espectáculo, los acordes de Germán López y la polifacética voz de Cristina Ramos pasaron por el escenario en la primera hora de Canari-On en el bloque de música tradicional. Folías y el arrorró canario de Cristina Ramos, ganadora de Tot Talent y La Voz México, recordaron “a los que ya no están”.

La cantante ofreció en sus 15 minutos de actuación una mezcla de folclore, temas propios y otros adaptados a su peculiar estilo en lo que la misma artista definió como “una actuación poco convencional, adaptada a las circunstancias e inspirada” en la situación actual.

El escenario popular, con un ritmo frenético de 19 a 21.15 horas, contó también con artistas como Aidil Peña, Iván Quintana, Lus Mila Valerón, Baetriz Alonso, Carla Vega, Victor Batista, las hermanas Cabrera, Thania Gil, Yeray Rodríguez, Hirahi Afonso, Pedro M. Afonso, Jesica García y Luz Mira Valerón.

Con la llegada de la noche, las bandas tomaron el control con un primer toque de humor de la mano de la Chirimurga del Timple, que dio paso a más de una decena de grupos y artistas. Heriberto Cruz, Luis Quintana, Said Muti, Víctor Lemes, Irene Drive, y las bandas La Jalada, Red Beard, Ant Cosmos fueron algunos de los músicos que dieron ritmo al Canari-On.

Ritmo y música conformaron el espectáculo de Arístides Moreno, que acompañado de su guitarra repasó varios de sus grandes éxitos. En su repertorio, su tema “Felicidad” puso sobre el escenario una emoción que quiso compartir con el público virtual. El artista galdense agradeció este concierto, no solo porque supone reactivar la música después del periodo de confinamiento, sino porque “después de muchos años pidiéndolo, al fin el Día de Canarias está representado por un amplio abanico de músicos y estilos”.

Para el autor de “Horcon boys”, este festival es una muestra de que “la música hecha por canarios y canarias suena en muchas fórmulas diferentes” y en el día de las islas “es un orgullo poder participar con esta amplia variedad de sonidos y sus influencias del mundo”.

La misma idea compartió la banda Efecto Pasillo, que mostró su “emoción por volver a tocar, juntarse y hacer un espectáculo”. El vocalista del grupo, Iván Torres, celebró poder subirse “a las tablas tras la pesadilla de la Covid- 19 con amigos y amigas de la música, de casa, de Canarias”. No es solo “poder compartir escenario, sino cantar juntos para nuestra gente”.

Este concierto “marca un nuevo camino que avanza hacia un momento mejor” en el que ya están “con los instrumentos cargados y dispuestos a disparar canciones”. Entre los temas que ofrecieron los grancanarios figuraron grandes éxitos como “No importa que llueva” y “Cuando me siento bien”, uno de sus últimos trabajos “No te enamores” y el título que les hizo famosos “Pan y mantequilla”. Además el público de Canari-On pudo disfrutar del pop optimista de su nuevo single, "Similares", junto a Sinsinati, lanzado el 10 de abril y que por fin debuta en los escenarios.

El cierre a seis horas de música lo puso la banda de rock grancanaria Los Coquillos con temas clásicos de la agrupación como “Veneguera”, “La prisión provincial”, “Sí, sí, sí” y “Borracho hasta el amanecer”.

Para Los Coquillos, iniciativas como esta deberían ser imitadas en mayor o menor medida por las instituciones locales de Canarias para ayudar a todos los artistas de las islas. Como ha valorado el vocalista, Ginés Cedrés, “la cultura es un bien de primera necesidad, algo que se ha notado durante la cuarentena más que nunca”.

Con este concierto, Los Coquillos se han reencontrado con compañeros de la música que, según los ha definido, son los “enfermeros del alma”. En estos últimos dos meses Los Coquillos, y el resto de artistas, no dejaron de trabajar “ni un solo día para que la música sonase y estuviese siempre viva en la memoria de la gente”, y para que este ansiado primer día sonara como siempre y viajara en las ondas nunca.

  • Publicado en Cultura

El 90% de los productores considera que la venta online será clave en su futuro

El 90% de los productores considera que la venta online será clave en su futuro tras su experiencia en el mercado digital de Gran Canaria Me Gusta

• El 85 % otorga a la iniciativa una nota de notable y sobresaliente en la encuesta que el Cabildo ha realizado entre los productores adscritos para mejorar el servicio

• La plataforma nació en el marco de la crisis sanitaria para ofrecer un canal de venta, pero su vocación es de futuro

El 90 por ciento de los productores adscritos al Mercado Digital de Gran Canaria Me Gusta considera, tras su experiencia estas primeras semanas en la plataforma, que la venta online será clave en el futuro de su negocio, un efecto muy positivo por cuanto indica que la incursión de las ventas en internet perdurarán en el sector más allá de esta crisis sanitaria en la que fue creada la página y cuya vocación, en cualquier caso, es de futuro.

Se trata sin duda de una predisposición que beneficiará al sector primario, que siendo tradicional, se ha apuntado a modernizarse y muestra su predisposición a explorar las posibilidades que ofrece internet, sea a través de esta plataforma o cualquier otra, afirmó el director de Comercio e Industria del Cabildo de Gran Canaria, Juan Manuel Gabella, quien avanzó que la institución ya trabaja en la segunda fase de su proyecto.

Esta predisposición del 90 por ciento es uno de los resultados de la encuesta realizada por el Cabildo a los productores adscritos a la plataforma para recabar sus opiniones, inquietudes y obtener información para mejorar la herramienta.

Así, el 85 por ciento de los encuestados le ha dado una calificación de notable y sobresaliente a esta iniciativa que arrancó espoleada por la crisis de la Covid-19 para ofrecer una salida a los productos frescos y de proximidad que perdieron el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), pero que responde también a los objetivos de la Institución insular de incrementar la soberanía alimentaria, la sostenibilidad ambiental y la innovación rural.

A través de este cuestionario, el Cabildo ha podido conocer también que un 52 por ciento incrementó sus pedidos entre el 10 y el 30 por ciento, mientras que un 9 % lo hizo entre el 30 y el 50 por ciento y un porcentaje similar logró un aumento de entre el 50 y el 70 por ciento.

Respecto al precio medio de los pedidos, el 32 por ciento de los productores lo cifra entre 10 y 20 euros, mientras que casi el 14 por ciento obtuvo entre 30 y 40 euros por pedido de sus clientes, quienes también dieron una gran acogida a la plataforma, tanto que las consultas del primer día casi colapsan la plataforma, lo que supuso una buena señal.

Desde una perspectiva genérica, más del 60 por ciento de los productores y negocios considera que la situación hubiera sido peor sin esta iniciativa.

“Ayúdenos a mejorar”

Y mirando a al futuro, el Cabildo ha querido recabar también las sugerencias de los negocios. En este sentido, el 75 por ciento cree que el servicio mejoraría si la plataforma tuviera su propio reparto, de hecho, durante el confinamiento se habilitó un reparto para los más pequeños a través de un convenio con Cosecha Directa. Pero con el objetivo de que alcance a todos, la segunda fase de esta iniciativa va encaminada a implantar precisamente la venta directa, poner esa herramienta al servicio de cooperativas y mercados, y hasta contar con su propia pasarela de pago.

Otras sugerencias pasan por aumentar la publicidad, ofrecer un contenido más visual de los productos, añadir más categorías y que una sea para productos ecológicos y que llevan envases retornables o a granel para reducir el uso del plástico. Las sugerencias serán de gran utilidad, apuntó Gabella.

El objetivo es fomentar “un consumo comprometido para que, juntos, no solo salgamos de esta, sino que lo hagamos con un mercado interior fortalecido, se trata de apoyar la comercialización del producto local de Gran Canaria como pilar de nuestra identidad y garante de un futuro sostenible”, concluyó.

El Cabildo construirá rampas para mejorar la accesibilidad en la urbanización El Lasso

El Cabildo construirá rampas para mejorar la accesibilidad de ocho edificios de la urbanización El Lasso por 370.000 euros

• La intervención será realizada en los bloques que presentan mayores dificultades de acceso a los vecinos

• Se trata de una petición histórica de los residentes de esta urbanización de la capital grancanaria

El Cabildo de Gran Canaria ha aprobado el último trámite para ejecutar las obras de mejora de la accesibilidad de las viviendas de la urbanización El Lasso con la construcción de rampas en los ocho edificios que presentan mayores dificultades de acceso con una partida de 370.000 euros.

Para ejecutar estas obras, que arrancarán esta semana, el Cabildo ha realizado una modificación del proyecto de rehabilitación que comenzó en 2018 en esta urbanización de la capital grancanaria conformada por 450 viviendas en una treintena de bloques para mejorar las fachadas y cubiertas con 1,9 millones de euros, explicó la vicepresidenta del Consorcio de Viviendas y consejera de Vivienda, Concepción Monzón.

Esta nueva intervención permitirá eliminar escaleras y construir rampas con barandillas en los edificios 5, 7, 8, 12, 14, 18, 19 y 25, de los cuales tendrán prioridad el 14, donde reside una persona con movilidad reducida, el 7 porque tiene un desnivel de nueve metros y el 18 por sus dificultades en el acceso. Estos dos últimos bloques son los que mayores problemas presentan para los vecinos, que llevan décadas solicitando una mejora de las condiciones de acceso a sus viviendas.

Las obras incluyen también la construcción de pequeños miradores para mejorar los espacios comunes, que no perderán la vegetación porque las rampas han sido diseñadas para integrarlas. La actuación tiene un plazo de ejecución de un año y será realizada por la empresa Constructora Lantigua e Hijos SL.

Monzón explicó que el Cabildo cumple así con el compromiso adquirido con los vecinos y agregó que la mejora de los accesos en el resto de edificios que no están incluidos en esta reforma y que tienen un menor desnivel, será acometida en próximas intervenciones.

El Cabildo abre el plazo para la concesión de 120.000 euros a los artesanos

El Cabildo abre el plazo para la concesión de 120.000 euros de ayuda a los artesanos de Gran Canaria por la crisis sanitaria

• La concesión máxima será de 1.500 euros, dependiendo del número de solicitudes

• El objetivo es que afronten el cierre de los canales habituales de venta y la cancelación de ferias

• El plazo de solicitud estará abierto hasta el 17 de junio

El Cabildo de Gran Canaria ha abierto el plazo para la concesión de 120.000 euros de ayuda a los artesanos de Gran Canaria para que afronten el cierre de sus canales habituales de venta y la cancelación de ferias debido a la crisis sanitaria.

Se trata de una convocatoria específica para los artesanos autónomos de Gran Canaria que se suma a la posibilidad de que estos profesionales puedan acogerse a las ayudas para autónomos y pymes, si cumplen los requisitos, a la que la Institución destina 12 millones de euros y que será gestionada por la Cámara de Comercio.

Los 120.000 euros serán distribuidos de manera proporcional según el número de peticiones presentadas que se ajusten a los criterios estipulados en las bases, que pueden consultarse en la web fedac.org.

La Fedac estima que pueden acceder a esta ayuda alrededor de 120 artesanos, que son los autónomos en activo, de modo que accedería cada uno a una ayuda de 1.000 euros. En cualquier caso, si el volumen de peticiones fuera inferior, la ayuda máxima prevista es de 1.500 euros.

Los interesados tienen de plazo hasta el 17 de junio para presentar las solicitudes a través del correo de Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

Además de esta ayuda económica, la Fedac visibiliza el trabajo de los artesanos en su perfil de Facebook para que la ciudadanía conozca su trabajo y los originales productos que elaboran con sus manos en sus talleres también durante el confinamiento, y para sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de preservar esta tradición cultural de la Isla.

Esta convocatoria es una de las medidas puesta en marcha por el Cabildo con una partida de 140 millones de euros para afrontar la lucha contra el coronavirus, paliar los efectos negativos de la declaración del estado de alarma sobre la economía y las familias, y reactivar la economía de Gran Canaria.

Entrevista al director del Museo Tomás Morales de Moya, Guillermo Perdomo

MAYO SE ESCRIBE CON EME DE MUSEO. GUILLERMO PERDOMO SE PROPONE SACAR EL MUSEO A LA CALLE PARA FORTALECER SU DISCURSO CON NUEVOS Y ATRACTIVOS LENGUAJES PARA EL PÚBLICO

Entrevista al director de la Casa-Museo Tomás Morales de Moya que vela por la herencia de uno de los principales representantes del modernismo español

En la misma vivienda en la que nació el 10 de octubre de 1884 situada en la ciudad de Moya, se encuentra la Casa-Museo que desde hace más de cinco décadas vela por salvaguardar la memoria del poeta modernista Tomás Morales y proyectar su obra literaria. Adquirida por el Cabildo de Gran Canaria en 1966, este centro que pertenece a la red museística de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, se ha convertido desde entonces en un lugar señalado en el contexto de la difusión de la poesía insular.

El investigador y filólogo canario Guillermo Perdomo, tras recoger el testigo de su anterior predecesora, María Luisa Alonso (que se jubila en el año 2015), dirige la Casa-Museo Tomás Morales con la firme intención de situar tanto al Modernismo Canario como a uno de los principales representantes del modernismo español (o, más exactamente, del posmodernismo), en el lugar que corresponde.

Según señala Guillermo Perdomo, su etapa en la gestión de este espacio se ha caracterizado por dos apuestas decididas: “Por la difusión de Tomás Morales, su contexto y la creación literaria, especialmente la poética, y dirigirnos a un público escolar, al que estamos convencidos que podemos implicar desde diversas perspectivas. Y, por otro lado, fortalecer el discurso del museo con la incorporación de piezas singulares y la combinación de lenguajes diversos. Quizás, para adaptarnos a los tiempos tenemos que ir pensando en un mayor desarrollo tecnológico y, de forma singular, llevar el museo fuera de su espacio físico a través de distintas opciones”.

El director estima que “las Casa-Museos son espacios extremadamente sensibles que requieren de mucho mimo y mucho cuidado para su subsistencia. Y de eso se ha tratado tanto en la época anterior como en la actual, de cuidar el espacio y proyectarlo a la sociedad”.

¿A qué retos se enfrentan las nuevas generaciones en la dirección de los museos?

Evidentemente, no existe un solo discurso museístico. Dentro del panorama de museos hay una gran variedad por la temática, las dimensiones, la localización. Las Casa-Museo, por lo general, son espacios pequeños y con una temática inicialmente muy determinada; si a eso añadimos la localización, o el posible interés turístico, tenemos distintas estrategias para llevar a cabo la proyección del Museo. Una Casa-Museo de un poeta en un entorno rural requiere de un diseño estratégico importante y una definición de las líneas de actuación, si queremos llegar a potenciar y prestigiar la imagen de Tomás Morales, de su época y de la poesía canaria. Este sería el gran reto, que no es poco. Después sería seguir en la línea de ofrecer una oferta cultural alternativa en la Villa de Moya —y abierta para todo el contexto insular— de calidad como la que se ha venido impulsando hasta la fecha. Pero el futuro es mucho más tecnológico y quizás sea por ahí por donde haya que hacer un mayor esfuerzo.

¿Cuál cree que debe ser el papel de la Casa-Museo Tomás Morales y por ende de los museos en el futuro?

El papel de las Casa-Museo es mucho más concreto que el de otro tipo de museos. Conservar el patrimonio vinculado al poeta, ampliar la colección y difundir la figura del Tomás Morales, del modernismo, del contexto canario, de la poesía canaria. Lo que sí iremos cambiando es el cómo lo hacemos, pero cada vez tengo más claro que hay que salir de los espacios físicos, tanto a través de la tecnología como físicamente, para acercar el museo y llevarlo a los lugares que se nos requiera. En definitiva, sacar el museo a la calle.

La labor pedagógica del museo se constata en las múltiples actividades que realizan orientadas al alumnado. ¿Qué demanda la comunidad escolar?

El Departamento Didáctico del museo (DEAC) se está convirtiendo en una pieza fundamental con el desarrollo de actividades lúdicas y talleres significativos, que hacen que nuestras propuestas estén obteniendo mucha aceptación por parte de los centros educativos. Se trata de una tarea sumamente difícil porque accedes a un público heterogéneo. Por un lado, los docentes que son especialistas en la materia y por ello el nivel que se les brinde a sus alumnos y alumnas tiene que estar a la altura y, por otro lado, los escolares, que hacen una salida extraescolar y no quieren encontrarse con que se les ofrece contenidos similares a los que se imparten en el aula. Pues ahí radica la dificultad de la empresa, en la que hay que poner mucha magia para tener un nivel y prestar contenidos de forma amena y divertida, generalmente práctica, para que alumnos y profesores puedan vivir una experiencia satisfactoria de su paso por el museo.

¿Cómo es la relación del museo con los colegios?

Ahora mismo la relación con los centros educativos es excelente, muy positiva en ambas direcciones, porque interactuamos con ellos. A veces nos solicitan determinados talleres o actividades y podemos diseñárselos, otras, acuden a una amplia relación de talleres y actividades que ofertamos. Sí es verdad que debemos fomentar una retroalimentación con muchas de las propuestas que realizan los alumnos, que deberían llegarnos al museo para poder exponerlas, comentarlas o alojarlas en las redes, como dibujos, poemas, microrrelatos, caligramas, etc.

Quizás si les comentaran a los jóvenes que un confinamiento así ya se vivió en Las Palmas de Gran Canaria, los animarían a la lectura de Claudio de la Torre.

La casualidad que la reedición de ‘Verano de Juan el Chino’ la lanzó el Cabildo de Gran Canaria de la mano del responsable, entonces, de su Departamento de Ediciones, Jesús Bombín, con la finalidad de darlo a conocer en los centros educativos. En aquel entonces tuvo un éxito extraordinario puesto que la edición se agotó en poco más de dos años. Lo sé porque yo participé en ese proyecto. Hoy sigo pensando que el libro es excepcional y que las peripecias que nos cuentan sus páginas tienen mucho de maravillosas. Sin embargo, no sería yo quien recomendaría esta lectura precisamente para estas fechas, por dos motivos: necesitamos oír discursos esperanzadores y que nos alegren estos días de encierro, y comenzar con un libro en el que se grita: “¡Saquen sus muertos!, ¡saquen sus muertos!” no parece lo más sugerente y, por otro, porque Juan el Chino, por no sé qué arrebato se salta todos los controles sanitarios (y no es un ejemplo a seguir, claro está).

De todas formas, con el tiempo he aprendido que muchas veces prohíbes algo y es esa prohibición la que causa el efecto contrario, así que insisto, No lean ‘Verano de Juan el Chino’, y para reforzar la idea les haré un breve spoiler: “La epidemia del cólera fue tema de conversación durante algún tiempo. Después todo se olvidó” y quizás hayan sido esos olvidos los que nos tienen por aquí bastantes despistados con lo que está pasando.

¿Qué prefiere, que los ciudadanos se acerquen más al Museo o que el Museo salga al encuentro de los ciudadanos?

Estoy convencido que deberemos apostar por las dos opciones, pero la segunda se plantea como muy atractiva y desafiante.

  • Publicado en Cultura
Suscribirse a este canal RSS

Gran Canaria