Log in

Apelación anticipa un desenlace a favor de Cala al mantener la amarilla a Diakhaby

  • Escrito por IUSPORT
  • Publicado en Deportes

Aunque este expediente es diferente al extraordinario abierto a Juan Cala, Apelación, a la hora de confirmar la amarilla al jugador francés, argumenta lo que hemos expuesto en IUSPORT: no existen pruebas de ningún insulto racista

El comité de apelación de la Federación Española de fútbol ha rechazado el recurso que presentó el Valencia por la tarjeta amarilla que vio el central Mouctar Diakhaby en el partido ante el Cádiz tras la acción en la que el jugador denunció que el futbolista local Juan Cala le había llamado "negro de mierda".

El comité ha desestimado la petición del club de Mestalla de esperar a la resolución del proceso extraordinario abierto por el caso porque una decisión de ese tipo no está incluida en el reglamento salvo que haya una denuncia judicial, algo que en este caso no se ha producido.

Además, rechaza igualmente retirar la tarjeta que Diakhaby vio “por discutir con un contrario” cuando el juego se interrumpió y el central aseguró al colegiado haber sido víctima del citado insulto racista.

El comité rechaza asumir el argumento del Valencia de que hubo un error de apreciación manifiesto por parte del colegiado por no haber recogido la provocación previa que según el club de Mestalla supuso el supuesto insulto racista al entender que no hay pruebas que lo avalen.

Afirma la resolución que en el video aportado por el club no se oye que Cala le dijera "negro de mierda" y que tampoco puede afirmarse que cuando Cala extendió el brazo en esa discusión lo hiciera para pedir perdón a Diakhaby.

“Lo cierto es que, las imágenes no permiten apreciar con claridad los gestos de ninguno de los dos jugadores como para poder interpretar que era un gesto de disculpa. En cualquier caso, ese hipotético gesto de disculpa tampoco parece que fuese suficiente para considerar acreditado que el jugador rival dirigió al sancionado un insulto racista”, señala.

La resolución dice que ante la falta de pruebas audiovisuales y de testigos, la única sería “la propia acusación de ese jugador, negada por el rival”.

“No se considera que las pruebas aportadas hayan desvirtuado la presunción de veracidad de los hechos constatados en el acta, ni hayan acreditado hechos adicionales en el sentido pretendido, por lo que no cabe sino desestimar igualmente esta segunda pretensión”, concluye el comité para desestimar la petición valencianista.

Aunque este expediente es diferente al extraordinario abierto a Juan Cala, Apelación está anticipando el desenlace del otro al argumentar, a la hora de confirmar la amarilla al jugador francés, que no existen pruebas de ningún insulto racista.