Log in

España, obligada a ganar a Eslovaquia para no depender de terceros

  • Escrito por IUSPORT
  • Publicado en Deportes

Si pierde ante Eslovaquia, todas las combinaciones previsiblemente la eliminan, porque dos puntos no será una cifra válida para pasar como tercero de grupo, salvo sorpresa

La importancia en un gran torneo de una figura como Robert Lewandowski y la ausencia de un referente en España, blanda en el gol recibido y que perdonó un penalti, depararon el segundo empate consecutivo que deja el Grupo E abierto y a la Roja obligada a ganar a Eslovaquia en la última jornada para no depender de nadie.

A esta selección española le falta jerarquía y experiencia en un grupo de futbolistas que no encuentran respuestas ante la presión. Cuando aparecía la contundencia que faltó en el debut y con el factor fortuna de su lado con el segundo poste salvador, dejó escapar la ventaja en el marcador y el triunfo que tanto necesitaba, despejar las dudas y quitarse de encima los nervios de un grupo joven que no crece en la competición ni aleja las incertidumbres.

El paso al frente hacia octavos de final pasaba por el triunfo ante Polonia. El camino hacia él lo conocían, repetir la personalidad con balón pero añadir mayor profundidad y, sobre todo, acierto. Los 17 remates sin gol ante Suecia se rebajaron cuando Morata apareció para saldar deudas. Desde la madurez con la que ha afrontado una situación incómoda que en el pasado le habría pasado factura psicológica.

El 1-1 contra Polonia, el segundo en sus dos partidos en la Eurocopa 2020, obliga a la selección española a ganar en la última jornada a Eslovaquia para poder clasificarse sin depender de nadie para los octavos de final, a los que aún puede avanzar como primera de grupo si ella gana su encuentro y Polonia vence a Suecia.

Es una de las dos combinaciones que le permitiría aún dominar el cuarteto hacia la siguiente ronda. La otra sería un triunfo suyo por más de un gol de diferencia y un empate entre Polonia y Suecia.

Pero en todas las posibilidades que le garantizan la clasificación siempre está la misma premisa: la de su victoria contra Eslovaquia.

En el caso de que España lograra el triunfo y Suecia hiciera lo propio ante Polonia, el equipo entrenado por Luis Enrique debería conformarse con la segunda posición.

Con un empate de España ante Eslovaquia, sus opciones quedan sujetas a otros marcadores. Por un lado, a los puntos que consiga cada tercero de los seis grupos -se clasifican los cuatro mejores-, aunque los tres puntos que tendría parecen a día de hoy cortos para alcanzar un sitio en los octavos de final. Y, por otro, a la necesidad de que Polonia no gane el miércoles a Suecia.