Log in

El Barça, molesto con la Generalitat por el aforo permitido para el Gamper

  • Escrito por IUSPORT
  • Publicado en Deportes

El Barça está en una situación económica tan delicada que cualquier vía de ingreso sirve de ayudar para intentar corregir los números

Como saben los lectores de IUSPORT, el FC Barcelona hizo oficial este viernes que el 8 de agosto se enfrentará en el Camp Nou a la Juventus de Turín de Cristiano Ronaldo y que lo hará con un 20% de público, lo que equivale a unos 20.000 espectadores.

Concretamente, el máximo aforo permitido será de 19.869 personas, teniendo en cuenta que el aforo total del feudo azulgrana es de 99.354. Para garantizar la seguridad y la separación del público, el Camp Nou quedará dividido en ocho bloques.

Pues bien, según informa Sport, el club está muy molesto con la Generalitat. El Barça está en una situación económica tan delicada que cualquier vía de ingreso sirve de ayudar para intentar corregir los números.

En ese sentido, el club tenía muchas esperanzas depositadas en el Trofeo Joan Gamper, que se celebrará en el Camp Nou el próximo 8 de agosto (21:30 horas). El club confiaba en poder poner a la venta un número de entradas importante, pero quienes mandan en materia de salud en la Generalitat han sido poco benévolos con la entidad culé.

El organismo de la Generalitat competente en esta materia, Procicat, solo permite la entrada de un 20% del aforo del Camp Nou, lo que significa que el club solo pone a la venta una cantidad cercana a las 20.000 localidades (19.869).

Una cifra absolutamente insuficiente desde el punto de vista de las previsiones de la entidad, a la que, solo abrir el Estadi, le cuesta 150.000 euros, como señala Sport. De hecho, se habían llegado a plantear trasladar el Gamper al Estadi Johan Cruyff, con una capacidad para 6.000 espectadores y con un aforo permitido del 50%. Además, el Procicat distribuirá a los 19.869 espectadores en bloques de 3.000, una fórmula que podría repetirse en el debut de LaLiga ante la Real Sociedad el 15 de agosto.

Desde el Barça entienden que la postura del Govern es demasiado intransigente y supone un agravio comparativo claro con otras ofertas lúdicas y de ocio que cuentan con una mayor flexibilidad a la hora de abrir sus instalaciones para el público en general.

En la entidad culé estaban convencidos de que podría haberse alcanzado el 50% del Camp Nou sin ningún tipo de riesgo para los aficionados, teniendo en cuenta las grandes dimensiones del Estadi.