Los cuentos eróticos recorren las calles de Vegueta

Mayo 04, 2022

El día 6 de mayo la Biblioteca Insular del Cabildo grancanario se propone recorrer las calles de Vegueta con una nueva edición de su actividad ‘Cuentos eróticos por los rincones’, en la que participarán los narradores Pablo y Félix Albo

Todos aquellos y aquellas que deseen, entre las 22:30 horas y la media noche, descubrir el insinuante y sedoso sonido de las palabras pronunciadas por ambos cuentistas convocados a la 15º edición de esta sugerente actividad, tienen una excusa para acercarse al juego erótico que propondrán sus sugerentes relatos por diferentes enclaves del barrio histórico de Vegueta.

En 2021 no se pudo llevar a efecto la iniciativa debido a la pandemia, aunque el año anterior tuvo lugar una edición virtual. Desde hace dos años pues, no se celebraba con carácter presencial este itinerario de narración oral cuyo recorrido ameniza una banda dixieland que irá templando los ánimos y los deseos que provoque al público la noche.

El citado itinerario de narración oral que se lleva a cabo desde el año 2006, pretende poner el valor la capacidad de influjo y deleite erótico que puede tener la palabra. Arrancará a las 22.30 horas, en la Plaza de las Ranas, a las puertas del centro bibliotecario gestionado por la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, con la participación de ambos cuentistas, para concluir, al abrigo de la madrugada (24:00 horas) en la Plaza Francisco María de León (trasera de la Catedral).

El recorrido incluye paradas, a las 23:00 horas, en la Plaza del Pilar Nuevo con la intervención de Pablo Albo, y a las 23:30 horas, en la Ermita de San Antonio Abad, con Félix Albo como protagonista.

El alicantino Pablo Albo es uno de los mejores narradores de la esfera nacional que ha contado sus cuentos en más de trece países distintos. Tiene publicados más de cincuenta libros infantiles que han sido traducidos a otras tantas lenguas. Por su parte, el valenciano Félix Albo ha recorrido España con sus espectáculos. Considerado como uno de los grandes narradores surrealistas españoles, en el fondo es un cuentista de la ternura y la empatía. Sus historias provocan revoluciones emocionales y transportan a universos habitados por personajes únicos.

Albo asegura que erotismo es un elemento recurrente en su oferta narrativa, como puede ser el miedo o el humor. “Las coso con la fantasía y parten de lo cotidiano y de situaciones de lo más descabellado”, dice. “Lo más difícil de un cuento erótico es estructurarlo alrededor del equilibrio, porque resulta muy fácil caer en lo ñoño y en lo grosero. Debe ser evocador y seductor, pero nunca zafio”.

“El erotismo en la intimidad o compartido siempre es sugerente. A la oralidad le otorga otra dimensión”, señala Albo, “porque la genética de la narración oral implica participación e implicación. Esa vivencia en grupo es muy rica y genera una magia y una dimensión que no genera la lectura, por ejemplo”, añade. “El ser humano en la erótica está muy desnudo y por ello es muy fácil conectar con las personas a partir de argumentos eróticos, y esa conexión es lo que nos lleva a pasarlo bien y a disfrutarlo”, concluye.

En la tradición literaria hispana existe una jugosa corriente de erotismo que ha sido injustamente silenciada. Desde el Arcipreste de Hita hasta José Ángel Valente, pasando por Francisco de Quevedo, Félix María de Samaniego, Rubén Darío, Ramón de Campoamor, Pablo Neruda o Federico García Lorca, ningún poeta o escritor de talla ha dejado de cultivar este tipo de literatura, que no es un subgénero, sino una consecuencia directa de la libertad de espíritu.

Desde que el Cabildo grancanario, a través de su Biblioteca Insular, puso en marcha este circuito de cuentos eróticos por los rincones de Vegueta en 2006, el éxito de público no ha cesado de crecer. Cada año, cientos de personas participan en esta singular propuesta que se dota de una modesta infraestructura escénica (apenas un foco de luz y un micro para que los narradores puedan amplificar sus palabras), con la que es posible vivir y disfrutar también el casco histórico de la ciudad de otra manera. Cuentistas y cuentos, en definitiva, para todos los gustos y libidos; cuentos, en definitiva, para cada experiencia interior y la manera particular que cada uno y una tiene de conjugar el deseo.ildo grancanario se propone recorrer las calles de Vegueta con una nueva edición de su actividad ‘Cuentos eróticos por los rincones’, en la que participarán los narradores Pablo y Félix Albo.

Todos aquellos y aquellas que deseen, entre las 22:30 horas y la media noche, descubrir el insinuante y sedoso sonido de las palabras pronunciadas por ambos cuentistas convocados a la 15º edición de esta sugerente actividad, tienen una excusa para acercarse al juego erótico que propondrán sus sugerentes relatos por diferentes enclaves del barrio histórico de Vegueta.

En 2021 no se pudo llevar a efecto la iniciativa debido a la pandemia, aunque el año anterior tuvo lugar una edición virtual. Desde hace dos años pues, no se celebraba con carácter presencial este itinerario de narración oral cuyo recorrido ameniza una banda dixieland que irá templando los ánimos y los deseos que provoque al público la noche.

El citado itinerario de narración oral que se lleva a cabo desde el año 2006, pretende poner el valor la capacidad de influjo y deleite erótico que puede tener la palabra. Arrancará a las 22.30 horas, en la Plaza de las Ranas, a las puertas del centro bibliotecario gestionado por la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, con la participación de ambos cuentistas, para concluir, al abrigo de la madrugada (24:00 horas) en la Plaza Francisco María de León (trasera de la Catedral).

El recorrido incluye paradas, a las 23:00 horas, en la Plaza del Pilar Nuevo con la intervención de Pablo Albo, y a las 23:30 horas, en la Ermita de San Antonio Abad, con Félix Albo como protagonista.

El alicantino Pablo Albo es uno de los mejores narradores de la esfera nacional que ha contado sus cuentos en más de trece países distintos. Tiene publicados más de cincuenta libros infantiles que han sido traducidos a otras tantas lenguas. Por su parte, el valenciano Félix Albo ha recorrido España con sus espectáculos. Considerado como uno de los grandes narradores surrealistas españoles, en el fondo es un cuentista de la ternura y la empatía. Sus historias provocan revoluciones emocionales y transportan a universos habitados por personajes únicos.

Albo asegura que erotismo es un elemento recurrente en su oferta narrativa, como puede ser el miedo o el humor. “Las coso con la fantasía y parten de lo cotidiano y de situaciones de lo más descabellado”, dice. “Lo más difícil de un cuento erótico es estructurarlo alrededor del equilibrio, porque resulta muy fácil caer en lo ñoño y en lo grosero. Debe ser evocador y seductor, pero nunca zafio”.

“El erotismo en la intimidad o compartido siempre es sugerente. A la oralidad le otorga otra dimensión”, señala Albo, “porque la genética de la narración oral implica participación e implicación. Esa vivencia en grupo es muy rica y genera una magia y una dimensión que no genera la lectura, por ejemplo”, añade. “El ser humano en la erótica está muy desnudo y por ello es muy fácil conectar con las personas a partir de argumentos eróticos, y esa conexión es lo que nos lleva a pasarlo bien y a disfrutarlo”, concluye.

En la tradición literaria hispana existe una jugosa corriente de erotismo que ha sido injustamente silenciada. Desde el Arcipreste de Hita hasta José Ángel Valente, pasando por Francisco de Quevedo, Félix María de Samaniego, Rubén Darío, Ramón de Campoamor, Pablo Neruda o Federico García Lorca, ningún poeta o escritor de talla ha dejado de cultivar este tipo de literatura, que no es un subgénero, sino una consecuencia directa de la libertad de espíritu.

Desde que el Cabildo grancanario, a través de su Biblioteca Insular, puso en marcha este circuito de cuentos eróticos por los rincones de Vegueta en 2006, el éxito de público no ha cesado de crecer. Cada año, cientos de personas participan en esta singular propuesta que se dota de una modesta infraestructura escénica (apenas un foco de luz y un micro para que los narradores puedan amplificar sus palabras), con la que es posible vivir y disfrutar también el casco histórico de la ciudad de otra manera. Cuentistas y cuentos, en definitiva, para todos los gustos y libidos; cuentos, en definitiva, para cada experiencia interior y la manera particular que cada uno y una tiene de conjugar el deseo.