Alergología del Hospital Dr. Negrín recibe el premio a la mejor comunicación oral en el 33 Congreso Nacional

Noviembre 05, 2021

El objetivo del proyecto ha sido encontrar biomarcadores, que pueden servir como posibles dianas terapéuticas, para predecir si un paciente no responderá al tratamiento

Un trabajo realizado por profesionales del servicio de Alergología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido el premio a la mejor comunicación oral en el marco del 33 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica celebrado recientemente en Zaragoza. La normalización de la vida y la actividad de las personas alérgicas ha sido el objetivo prioritario de este congreso de carácter nacional. Teresa Carrillo Díaz, Ana Cabrera Santana y José Ángel Cumplido Bonny, pertenecientes al servicio de Alergología del Hospital Dr. Negrín, son autores de este estudio titulado ‘Identificación de biomarcadores asociados con asma alérgico grave’.

Este trabajo, en el que también participaron profesionales del Instituto de Medicina Molecular Aplicada (IMMA) del departamento de Ciencias Médicas Básicas de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, recoge que el asma alérgica es una patología multifactorial asociada frecuentemente a la sensibilización a ácaros. Habitualmente, el tratamiento con corticosteroides inhalados es la primera opción, además de la inmunoterapia, para los pacientes leves. El tratamiento con biológicos como omalizumab se reserva para los pacientes con asma grave no controlado; sin embargo, existe un grupo de estos pacientes graves que no responde a ningún tratamiento. El objetivo de este proyecto ha sido encontrar biomarcadores, que pueden servir como posibles dianas terapéuticas, para predecir si un paciente no responderá al tratamiento.

Un total de 87 pacientes con asma alérgico en Gran Canaria participaron en este estudio. Se dividieron en 4 grupos de acuerdo con su tratamiento: controlados con corticoides (ICS), con inmunoterapia (IT), con omalizumab (BIO) y pacientes no controlados (NC). Entre las conclusiones del estudio destaca que los pacientes no controlados presentan un perfil metabolómico distinto a los pacientes leves, con un incremento de metabolitos relacionados con la inflamación. Estos datos, si se confirman en estudios posteriores, permitirán a los especialistas identificar a aquellos pacientes con asma grave no controlado refractarios a los tratamientos convencionales y, de este modo, en un futuro próximo, se les podría prescribir tratamientos mas específicos.