La Comisión de Cultura del Europarlamento rechaza formatos como el de la Superliga

IUSPORT Octubre 27, 2021

La oposición de los diputados se recoge en una enmienda a un informe sobre la política de deportes de la Unión Europea aprobada este martes

La Comisión de Cultura del Parlamento Europeo (PE) ha expresado su rechazo este martes a que la política deportiva de la Unión Europea permita "competiciones rupturistas" contrarias a los principios de la libre competencia y el mérito deportivo, como la Superliga de fútbol propuesta el pasado mes de abril.

La oposición de los diputados se recoge en una enmienda a un informe sobre la política de deportes de la Unión Europea aprobada este martes, que corrige el texto original para mostrar su oposición a este tipo de competiciones paralelas, como la Superliga que propusieron el pasado mes de abril doce clubes entre los que figuraban el Real Madrid, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid.

La enmienda insta a que la Unión Europea cuente con un modelo deportivo que reconozca la necesidad de un fuerte compromiso con valores como la solidaridad y la justicia, "y por tanto se opone con firmeza a competiciones rupturistas que socaven dichos principios y pongan en peligro la estabilidad del ecosistema deportivo en su conjunto".

Aunque no se refieren específicamente a la Superliga, sí rechazan un modelo europeo que incluya este tipo de nuevas competiciones al margen de las estructuras federativas ya existentes, como esta iniciativa que en la actualidad solo apoyan tres de los doce clubes fundadores. El artículo del informe que queda enmendado también se refiere a los principios de la sostenibilidad, la inclusión, la competencia abierta y el mérito deportivo.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Estilo de Vida Europeo, el griego Margaritis Schinas, ya se había posicionado en contra de la creación de esa competición. "Debemos defender un modelo europeo de deporte basado en valores, basado en la diversidad y la inclusión. No hay margen para reservarlo para los pocos clubes ricos y poderosos que quieren estrechar lazos con todo lo que representan las asociaciones", señaló Schinas en Twitter tras anunciarse la propuesta.

El informe de la comisión de Cultura, que se aprobará en pleno a finales de noviembre, también insta a que el respeto a los derechos humanos se tenga en cuenta a la hora de decidir qué país alberga un gran evento deportivo e insta a un "equilibrio entre los intereses comerciales del deporte profesional y sus funciones sociales".

"Por ejemplo, las federaciones deportivas deberían establecer un mecanismo de solidaridad para canalizar fondos al deporte amateur y de base", subraya en un comunicado el Parlamento, que también pide que se aborden la brecha salarial y de representación en el sector.

Publicado en Deportes