Vanoostende valora la llegada de 2,7 millones para 600 ganaderías afectadas por el precio de la alimentación animal

Estas ayudas de Estado valoradas en 169 millones de euros se distribuyen en 124 millones a los productores de leche de vaca, 32,3 millones a los de leche de oveja y 12,7 millones a los productores de leche de cabra

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha destacado hoy, sábado 28 de mayo, la llegada de 2,7 millones de euros de fondos estatales a los productores de leche de vacuno, caprino y ovino de las islas para mitigar las consecuencias del incremento de los costes de la alimentación animal y las materias primas, así como los efectos la invasión rusa en Ucrania.

Vanoostende valoró la importancia de que cerca de 600 ganaderías del archipiélago “puedan acceder a una inyección de liquidez esencial para un sector que está sufriendo de forma directa los efectos de esta coyuntura internacional y que permitirá amortiguar el impacto de una situación que merma de forma significativa la viabilidad económica de muchas explotaciones ganaderas”.

En esta línea, la titular de agricultura, apuntó que estas ayudas “se suman a las acciones que impulsamos desde el departamento autonómico, como el abono en enero de una ayuda directa de 7,6 millones a los más de mil titulares de explotaciones ganaderas afectados por la crisis sanitaria de la Covid, 1,2 millones a las queserías o la tramitación de una ayuda directa valorada en 8 millones de euros para compensar el sobrecoste del precio de la alimentación animal”.

“El compromiso del Gobierno de Canarias y de la Consejería es acompañar al sector y buscar soluciones a todos estos problemas, y eso es lo que estamos haciendo para garantizar la continuidad de la actividad ganadera”, apuntó.

Las ayudas específicas para los productores de leche tienen como objetivo compensar por el incremento de los costes de producción a una de las actividades más afectadas del sector primario debido al aumento del precio de la electricidad, los piensos para alimentación animal y los combustibles, derivado de la situación creada por la invasión rusa de Ucrania.

Estas ayudas de Estado valoradas en 169 millones de euros se distribuyen en 124 millones a los productores de leche de vaca, 32,3 millones a los de leche de oveja y 12,7 millones a los productores de leche de cabra.